INFORMACIÓN

Telf.: 3346261 - Fax: 3351155
parroquiamasc@hotmail.com

La Parroquia

  •  

    Una parroquia es una comunidad de cristianos pertenecientes a la Iglesia Católica que se identifican con un territorio específico. Esto significa que se refiere a los cristianos que viven en una determinada zona y que son objeto de la atención pastoral de una comunidad.

     

    Pero, en un contexto de ciudad, el sentido de pertenencia más que ser territorial (igualmente se considera) es de comunidad ya que en ella las personas se encuentran para su crecimiento espiritual y para algún servicio.

     

    Las parroquias se representan generalmente por un edificio concreto y otras estructuras destinadas al servicio de los hermanos.

    Como responsables de las actividades que debe realizar una parroquia, se designa a un sacerdote que recibe el nombramiento de párroco. Las parroquias dependen de una diócesis particular bajo la autoridad pastoral de un obispo.

     

    El papel del párroco será organizar las actividades de la parroquia para que se ofrezcan seervicios a la comunidad, especialmente los sacramentos y la catequesis. En las parroquias hay también diversas actividades sociales y de caridad, aunque, por supuesto. éstas no son complomentaria a la tarea de evangelización.

     

    ORGANIZACIÓN DE LA PARROQUIA

    1. El Párroco, en comunión con la Comunidad Salesiana actúa como Pastor y Guía de la Comunidad, es apoyado por el Consejo de Pastoral  Parroquial para la implementación del plan pastoral parroquial el cual deberá estar centrado en el proceso evangelizador.

     

    2. Este proceso estará animado y coordinado por el Equipo Misionero Parroquial junto con las pastorales específicas. Los grupos y movimientos están integrados en la organización de las pastorales que se describen a continuación.

     

    3. Pastorales específicas:

    Familia, Jóvenes, Social, Liturgia, Piedad y Religiosidad Popular, Catequética y Promoción Vocacional.

     

    4. El párroco tendrá al Consejo de Asuntos Económicos como apayo para la administración económica de la parroquia.

     

    CONSEJO DE PASTORAL PARROQUIAL

    I. Naturaleza del Consejo Parroquial de Pastoral

     

    1. El Consejo Parroquial de Pastoral (CPP) es un organismo "que preside el párroco y en el cual los fieles, junto con aquellos que participen por su oficio en la cura pastoral de la parroquia" prestan su colaboración para el fomento de la actividad pastoral.

    2. El CPP es la principal forma de colaboración y diálogo, de participación, discernimiento pastoral y corresponsabilidad de los fieles con su párroco en toda la vida parroquial.

    3. El párroco tiene el deber de escuchar al CPP para elaborar e implementar la planeación pastoral de la Parroquia.

    II.Quehacer del Consejo

    1. Manifestrar al párroco las necesidades de los fieles, principalmente espirituales, y sus deseos así como, en razón de su propio conocimiento y prestigio, manifestarle su opinión sobre aquello que pertenece al bien pastoral de la Iglesia.

    2. Ayudar al párroco a tener un conocimiento lo más completo posible de la realidad y pueda aasí estar atento a los desafíos del mundo actual y ser sensible a las angustias y esperanzas de sus gentes compartiendo sus vicisitudes y, sobre todo, asumiendo una actitud de solidaridad con los pobres.

    3. Aconsejar al párroco en la determinación de metas, objetivos e indicadores pastorales para que la actividad pastoral de la parroquia sea orgánica, armónica y planificada.

    4.Ayudar al párroco a implementar y a impulsar el plan pastoral.

    5. Evaluar periódicamente los planes y programas pastorales y en general las actividades pastorales de la parroquia.

     

    CONSEJO DE ASUNTOS ECONÓMICOS

    1. "En toda parroquia ha de haber un consejo de asuntos económicos que se rige, además de por el derecho universal, en el cual los fieles elegidos prestan su ayuda al párroco en la administración de los bienes de la parroquia, sin perjuicio de lo que prescribe el cn 532" (Can 537).

    2. Los integrantes del Consejo de asuntos económicos son designados por el párroco. La función de este Consejo es eminentemente consultiva, según las indicaciones concretas que el párroco vaya expresando.

    3. Competencia fundamental del Consejo de asuntos económicos es ayudar al párroco a garantizar que los bienes que corresponden a la parroquia estén destinados para los fines que la Iglesia debe utilizar los bienes materiales, a saber:

    3.1. Las necesidades del culto divino, es decir las celebraciones litúrgicas.

    3.2.Las obras de evangelización en el ámbito parroquial.

    3.3. Las acciones pastorales, en particular, la formación religiosa de los fieles y la formación de los agentes de pastoral.

    3.4.Colaboración en la promoción y sostenimiento vocacional sacerdotal.

    3.5. Obras de caridad a favor de los más necesitados.

    3.6.Cuidado de los bienes muebles e inmuebles al servicio de la parroquia.

    3.7.Honesto sostenimiento de los clérigos, así como el cuidado de su salud.

    3.8. Apoyo solidario a obras eclesiales supraparroquiales especialmente las misioneras.

    4. Para cumplir con este contenido, será necesario que los miembros de este consejo tengan la información necesaria de la situación económica en la que se encuentra la parroquia como entidad. Así mismo se requiere que el consejo participe, dando sus aportaciones para fijar el presupuesto económico parroquial, de cada año.

    5. Otra competencia propia del Consejo de asuntos económicos será la de colaborar con el párroco, en las gestiones laborales hacia los dependientes.

     



Atras